REANUDA EL TRI SU ACTIVIDAD RUMBO A QATAR 2022

Futbol Internacional Portada Soccer

Terminada la era de la «generación dorada», varios jugadores de la Liga MX tienen una oportunidad de oro para enfilarse a su primera Copa del Mundo.

El grueso de la plantilla de la Selección Mexicana disponible hoy ante Guatemala, a las 9:00 p. m. en el Estadio Azteca, carece de experiencia mundialista.

Mientras en Europa y en Estados Unidos hay jugadores que se aferran a otro Mundial, en la Liga MX la mayoría de los convocados desconoce esa vitrina.

Son 19 de los 23 seleccionados mexicanos, un equivalente al 82 por ciento, los que jamás han ido a una Copa del Mundo. Tienen dos años para colarse al avión con destino a Qatar.

Solamente el portero Alfredo Talavera y los defensores Carlos Salcedo, Miguel Layún y Jesús Gallardo poseen tablas mundialistas.

Destaca que la Liga MX le ofrezca al Tri una absoluta renovación absoluta en los puestos del mediocampo y la delantera.

Rusia 2018 fue el fin de la llamada «generación dorada». Sobreviven algunos exponentes, que se unirán al Tri para los partidos del 7 y 13 de octubre en los Países Bajos, pero esta vez la Liga mexicana ofrece varios espacios en el nuevo Tricolor de Gerardo Martino.

Los apellidos ya no son Peralta, Fabián, Aquino, Ayala o Reyes. El «Tata» apuesta por Córdova (América), Romo (Cruz Azul), Rodríguez (Monterrey), Sepúlveda (Chivas) y Vásquez (Pumas), en busca de una transición sin dolor.

Muchos de los jóvenes ya habían trabajado hace un año con Martino, en la previa y durante la Liga de las Naciones de la Concacaf. Otros tantos aprovecharon este paro para consolidarse y ahora podrían debutar con el Tri, como son los casos del cruzazulino Santiago Giménez, de Fernando Beltrán, de Chivas, y del volante Luis Chávez, de Pachuca.

Hay casos aparte como el de Henry Martín, ya con experiencia en Selección Mexicana, pero por primera vez bajo las órdenes del «Tata».

México tiene ya 10 meses de inactividad, debido a la pandemia por Covid-19. Este partido es el primero del año, cuando a estas alturas debía acumular 8, por lo menos.

Ya sin gran parte de aquella generación en los puestos claves del Tri, es hora de que la nueva camada muestre si tiene estatura mundialista.

FUENTA CANCHA