¡QUE LES DEN EL ORO! MEXICO GOLEA A COREA

Juegos Olímpicos Portada Soccer

México tiene un pie en el podio. Las medallas se asoman en el horizonte, pero calma. La cascada de goles que lograron contra Corea del Sur hace suspirar a cualquiera, sin embargo, el siguiente adversario es Brasil. El Tricolor ofreció un espectáculo en Yokohama y de manera automática es candidato serio para colgarse un metal en los Juegos Olímpicos, el tono puede ser cualquiera, pero Jaime Lozano ambiciona el oro. Para eso falta, primero son las semifinales, sin embargo, las seis anotaciones que le marcó a Corea del Sur le metieron calambres a todos. México encontró su mejor versión y parece que nadie lo detiene.

El Tricolor cambió la historia, Corea del Sur llegó al juego con la estadística de su lado, sin embargo, los aztecas la deshicieron todas.

La fiesta en el primer tiempo la organizó Alexis Vega. El mejor futbol de México se fabricó en sus pies desde el lado izquierdo.

Alexis cooperó directamente en las primeras jugadas de peligro y posteriormente en los goles. Vega metió el balón al área, Luis Romo lo cabeceó y Henry Martín llegó sin marcar para meter el balón a la red. Todo fue rápido. Antes de eso el Tricolor generó dos jugadas de peligro más.

Pero Corea del Sur no fue fácil. Los Tigres de Asia enseñaron sus mejores cualidades. Los asiáticos corrieron por todo el campo. Ágiles, escurridizos, veloces, sobre todo Donggyeong Lee, el jugador con la camiseta 10 enseñó el mejor futbol de los coreanos.

Lee se paró en los linderos del área azteca, fintó a Romo y desde su posición puso el balón en el ángulo derecho de Memo.

En ese instante el juego fue parejo. Nadie se imaginó la brecha que se iba a abrir. Corea del Sur es una máquina para atacar, pero su Talón de Aquiles es atrás.

México detecto la debilidad de los asiáticos, afinó la puntería y todas las llegadas terminaron en la red.
Alexis Vega le sacó brilló a su zapato izquierdo y se dedicó a meter pases precisos. El jugador de Chivas le filtró el balón a Romo, Luis lo bajó con la pierna derecha y rápido con el pie izquierdo se lo cruzó a Bumkeun Song.

México le pisó la cola al Tigre, pero lo mejor era no soltarlo, cualquier descuido de los aztecas era letal

El Tricolor encontró la calma tras un empujón de Yoonseong Kang sobre Romo. El árbitro detectó la falta y Sebastián Córdova se encargó de cobrarlo y acrecentar la ventaja.

Los aztecas se metieron el boleto a las semifinales a la bolsa, el desafío el resto del partido era no arriesgarlo.
Jaime Lozano les advirtió a sus jugadores la agresividad de los coreanos. Los Tigres de Asia regresaron feroces. Era lógico. Donggyeong Lee fue el mejor. El jugador del Ulsan Hyundai puso nerviosos a los mexicanos con un proyectil que salió de su pierna derecha que Ochoa no pudo detener.

Corea del Sur se acercó, pero siempre que pasó eso, México se les despegó.

Henry Martín rápido les bajó el ánimo a los asiáticos con un cabezazo. Ese golpe fue letal, los adversarios no volvieron a levantarse.

El Tricolor tuvo a merced a un equipo desmoralizado. Corea bajó todos sus escudos y México no se tentó el corazón.Sebastián Córdova selló una noche formidable para él con un tiro de lejos que pegó en el poste y luego entró.

El moño del juego lo puso Eduardo Aguirre, el Mudo entró en los últimos minutos de juego y fiel a su estilo, el primer balón que tocó a pase de Diego Lainez terminó en la red.

El Tricolor fue contundente, demoledor y se metió a la pelea por las medallas. El bronce está a la mano, pero en caso de ganarle a Brasil aseguran la plata.

FUENTES: ESTO.COM