PACHUCA TIENE SUPREMACIA SOBRE CRUZ AZUL EN LAS BATALLA HIDALGUENSES

Liga MX Portada Soccer

Cuando el balón poco a poco se hacía presente en la sociedad mexicana, los equipos eran contados con los dedos. Pachuca, uno de los pioneros en cuanto a escuadras formadas, dio sus primeros pasos por allá de 1892. El registro dice que el autollamado equipo de México se formó el primero de noviembre de aquel año, es por es que fue conocido como la Cuna del Futbol durante mucho tiempo, sin saber que sería más de un siglo después que los éxitos deportivos en la Primera División llegarían.

La historia de Pachuca se escribe con altibajos hasta el año 1999, en el que por fin dejó la irregularidad de los ascensos y descensos para convertirse en un animador de la Liga MX.

Reconocido históricamente por sus éxitos en la época de los 70’s, Cruz Azul fue fundado en tierras Tuzas, es decir, en Hidalgo. Jasso, a la que posteriormente se le conocería como Ciudad Cooperativa Cruz Azul, fue la tierra que vio los primeros andares de una de las leyendas más grandes en cuanto a balompié nacional se refiere.

Ambas instituciones se conocieron sin mucho ánimo, arrebatándose los títulos estatales para representar a Hidalgo en los campeonatos amateurs nacionales hasta los años 50’s. Cruz Azul decidió dejar su hogar y mudarse a la Ciudad de México con el objetivo de crecer deportivamente. La infraestructura del estadio 10 de Diciembre ya no era suficiente para albergar la naciente y fiel afición cementera que entre 60’s y 70’s se catapultaría hasta considerar a La Máquina, bautizada así por su gran accionar, a ser considerado el tercer equipo más importante del país.

Mientras Cruz Azul se fortalecía como una de las potencias en México y le hacía cara a equipos como América, Pumas y Chivas, Pachuca se inmiscuyó en una serie de subidas y bajadas interminables, sin saber que en la cita más importante con los cementeros, el triunfo se iría para Hidalgo.

La llegada de los Martínez cambió por completo la historia del Pachuca. La revancha futbolística, no sólo porque se trataba de Cruz Azul, sino porque significaría su primer título de Liga, llegó hasta 1999. El torneo Invierno de aquel año congregó a un grupo de Tuzos que no le temieron a la ya poderosa Máquina de esa época.

Javier Aguirre como máximo líder desde el banquillo, encontró a jugadores comprometidos como Manuel Vidrio, Alfonso Sosa, Marcelino Bernal, Cesáreo Victorino, Alejandro Glaría, Pablo Hernán Gómez y sobre todo el Eterno Gabriel Caballero, gente que podría cambiar la historia tuza de una vez y para siempre.

La ida en el Hidalgo fue peleada. Julio César Pinheiro adelantó a los cementeros, un minuto más tarde el Hueso Glaría igualaría la contienda. El mismo argentino adelantaría a los locales antes del medio tiempo. Cerca del final, Pedro Reséndiz igualó la contienda.

Cruz Azul partió como favorito. Dos años antes, La Máquina le había pegado al León y en el estadio Azul parecía un trámite, pero el Hueso Glaría apareció en el momento justo. Alejandro, ya en el 93, hizo el gol que le daría su primer título a los Tuzos. ¡La historia se había escrito!

La segunda gran batalla entre ambos fue muy parecida, por no decir una calca, pero en plano internacional. Ahora Cruz Azul fue el que arrancó como local. Emanuel Villa y un autogol de Carlos Gerardo Rodríguez pusieron a temblar a los Tuzos. Damián Álvarez fue el que resaltó dándole un gol a los hidalguenses que a la postre sería fundamental.

Ya en Pachuca, en la vuelta, Édgar Benítez, al mismo minuto 93, como lo hizo Glaría en la anterior final que chocaron, le daría el título por aquel gol de visitante que la Chilindrina consiguió en el estadio Azul. Pachuca, con gente como Miguel Calero, Marco Iván Pérez, Darío Cvitanich y los ya mencionados Álvarez y el Pájaro, lograron repetirle la dosis, ahora en Concachampions, a los cementeros.

Las historias son varias, desde la que se rumorean en tierras hidalguenses como la de Francisco Moacyr Santos y los golpes entre ambos seguidores en la época de los 60’s o la creación de este clásico desde 1939, algunas verdades y otras ficticias, pero la realidad es que hoy, en el Hidalgo, se volverá a reactivad la rivalidad entre dos de los históricos del futbol mexicano.