NBA ‘REABRE’ CON SÓLO TRES EQUIPOS

NBA Portada Rockets

Hoy, 8 de mayo, es el día en el que la NBA permite a sus franquicias abrir las instalaciones de entrenamiento siempre y cuando estén en territorios que ya han flexibilizado sus normas de confinamiento a pesar de que la pandemia sigue azotando fuerte en Estados Unidos. Liga tiene equipos en 21 estados distintos a los que hay que sumar uno en Canadá (los Raptors) y otro en el Distrito de Columbia (los Wizards). Así que, entre las diferencias de legislación y la postura más cauta de algunas franquicias, solo tres han anunciado que empiezan a realizar entrenamientos voluntarios hoy: Cleveland Cavaliers, Denver Nuggets y Portland Trail Blazers.

Entre el resto hay múltiples posturas: Atlanta Hawks, Miami Heat y Orlando Magic esperan abrir sus recintos en algún punto de la próxima semana, otros no se ponen fecha porque esperan acontecimientos y muchos siguen confinados. En San Francisco los Warriors no pueden hacer nada hasta el 31 de mayo. Houston Rockets iba a arrancar hoy pero tiene que esperar hasta el 18 porque el gobernador de Texas ha aplazado la apertura de recintos deportivos, y los Clippers y los Lakers negocian directamente con el alcalde de Los Ángeles y esperar tener actividad el día 16.

Las normas de la NBA son muy restrictivas para los que quieran participar en los entrenamientos voluntarios: los entrenadores principales no pueden estar presente y los supervisores serán grupos de seis asistentes y entrenadores personales de los que nunca podrán estar activos más de cuatro a la vez. Los jugadores tampoco podrán ser más de cuatro al mismo tiempo, no podrán realizar ningún tipo de ejercicio colectivo con o sin balón y siguen sin poder usar gimnasios e instalaciones que no sean las de la propia franquicia.

Hoy el comisionado Adam Silver y Michele Roberts, directora ejecutiva del sindicato, mantendrán una charla telemática e informativa con todos los jugadores. La NBA sigue rechazando la realización de test al personal que sea asintomático ya que no quiere controversias dada la dificultad entre la población para tener acceso a esas pruebas. Estas sí serán necesarias de forma masiva si realmente se plantea el regreso a los entrenamientos colectivos de cara a retomar una temporada 2019-20 aplazada desde el 11 de marzo por la crisis del coronavirus. Mark Cuban, el propietario de los Mavericks, mantiene cerradas sus instalaciones por esta imposibilidad de hacer test a sus jugadores y trabajadores: “Si no podemos hacer test no podemos garantizar la seguridad de todos. Podemos tomar otros tipos de precauciones, pero francamente no merece la pena correr el riesgo. Nuestros jugadores ya están manteniéndose en forma con planes de trabajo y hasta tirando en canchas al aire libre”.

Otro problema del diferente ritmo de las franquicias es el posible desequilibrio competitivo en caso de que se vuelva a jugar. Frank Vogel, técnico de unos Lakers que por ahora siguen parados, cree que eso no será un hándicap y se lo toma con calma, aunque reconoce que es difícil saber cómo estarán los equipos en un hipotético regreso a la competición: “Esa es la gran pregunta, nunca habíamos vivido algo así. Creo que el ritmo de trabajo será clave, encontrar la forma de que se pongan en forma sin lesionarse ni estar en malas condiciones para jugar los partidos. Nosotros éramos un gran equipo, espero que todo lo que construimos hasta marzo nos sirva para estar al mismo nivel si volvemos a jugar”.

Un general manager, finalmente, le dejó claro de forma anónima a la periodista Ramona Shelburne que esta apertura de instalaciones de hoy no acerca ni aleja la posibilidad de que se acabe la temporada 2019-20: “No es un paso ni deja de serlo. A día de hoy que los jugadores puedan entrenar es, más que otra cosa, una cuestión de salud mental”.