LOS VIKINGS RESURGEN GRACIAS A LA HABILIDAD DE UN SALVIN COOK DIFÍCIL DE DERRIBAR

Fútbol NFL Portada

Dalvin Cook se ha convertido en el corredor más difícil de derribar en la NFL y probablemente, también en la razón principal por la que los Minnesota Vikings comienzan a levantarse de su pobre inicio de temporada.

Esto no es nuevo para quienes siguen a los Vikings, pero el inicio de 1-5 de Minnesota alejó la atención de varios aficionados que, gracias al aporte de Cook, comenzarán a voltear de nuevo hacia Minnesota.

En la actual temporada y pese a perder un juego por lesión, Cook suma 858 yardas por tierra y ha trabajado detrás de una línea ofensiva promedio en el juego terrestre. Pese a ello, Cook promedia 2.82 yardas tras el primer contacto, cifra que está en ritmo de ser una de las mejores en las últimas 15 temporadas.

Desde que ESPN Stats & Information comenzó el rastreo de yardas después del primer contacto comenzó en la temporada 2009, el corredor con el mejor promedio (al menos 200 carreras) es LeGarrette Blount con 2.94 yardas en la temporada 2010, seguido de Adrian Peterson (2.93 yardas) en 2012 y Derrick Henry (2.85 yardas) en 2018.

La distancia que Cook recorre luego del primer contacto defensivo es importante, pero también lo es la distancia que recorre antes de que eso suceda. Cook promedia 3.14 yardas por carrera antes de que el primer defensivo intente taclearlo, cifra que sólo es superada por las 3.50 yardas de Alvin Kamara.

La línea ofensiva de los Vikings ocupa el lugar 17 en la NFL en el promedio de bloqueos ganados, es decir, el desempeño de la línea frontal de Minnesota es promedio, por lo que esas 3.14 yardas de Cook antes del primer contacto dicen mucho de su habilidad para eludir a los defensivos antes y en la línea de scrimmage.

Cook sufrió una lesión en la ingle que le hizo perder el duelo ante los Atlanta Falcons en la Semana 6. Los Vikings descansaron en la Semana 7, por lo que el corredor tuvo tiempo para recuperarse y regresó con bríos renovados.

En la victoria sobre los Green Bay Packers en la Semana 8, Cook corrió en 30 ocasiones para 163 yardas (5.4 por carrera) con tres touchdowns y el pasado fin de semana, en la victoria sobre los Detroit Lions, sumó 206 yardas en 22 carreras (promedio de 9.4 yardas) y dos anotaciones en poco más de tres cuartos.

Cook, quien ha corrido para al menos 130 yardas en cuatro de sus últimos cinco juegos, se ha colocado como el líder corredor de la NFL gracias a sus últimas dos actuaciones y pese a haber perdido un partido por lesión.