LOS PELICANS GANAN EN HOUSTON Y SE COLOCAR EN PUESTOS DE PLAY-IN

Básquetbol NBA Portada Rockets

Pese a que los resultados de la temporada distan de ser los esperados antes de comenzar, los Pelicans han logrado esta madrugada colocarse en puestos de play-in. Los de Luisina vencieron en Houston por 107-120 para hacerse con su tercera victoria consecutiva, alcanzando las 21 en total y superando a los Blazers en la lucha por el décimo puesto del Oeste. Esta es una plaza que se antoja este año menos disputada que nunca, lo que abre la opción al joven plantel de Nueva Orleans de tener una primera incursión en postemporada a pesar de que el proyecto aún parece lejos de consolidarse.

Cabe recordar que estos arrancaron la temporada ganando solo uno de sus primeros 13 partidos y que Zion lleva ausente todo el curso, de modo que la dinámica es mejor de lo que parece en la clasificación (20-20 quitando dichos 13 encuentros iniciales) y podría mejorar si Williamson regresa. Esto sumado a que parecen uno de los pocos equipos dispuestos a pelear por colarse entre los 10 primeros, les da serias opciones de mantener esta posición, aunque aún queda mucho de esta imprevisible temporada como para dar nada por sentado.

En esta ocasión, los de Green estuvieron lideraros por Brandon Ingram, que con 33 puntos y 12 asistencias fue indiscutiblemente el mejor del partido. El alero brilló especialmente en el tercer cuarto, en el que anotó 15 tantos y ayudó a los suyos a firmar un parcial de 15-37 que les hizo dar la vuelta al choque y tomar una ventaja que ya no desperdiciarían.

«Me siento animado por el trabajo que todo el equipo ha hecho cada día» afirmó Ingram. «Siempre hemos tenido el objetivo de estar en playoff y cada vez parece más realista, así que tenemos que seguir trabajando en ello».

Jaxon Hayes, con 21 puntos desde el banquillo, fue su mejor escudero, mientras que Jonas Valanciunas también destacó con 18 tantos.

En los locales, Christian Wood lideró la ofensivo con 22 puntos, seguido de cerca por los 18 que lograron tanto Jalen Green como Garrison Matthews, este último partiendo desde el banquillo. Esto sin embargo no impidió a los texanos sufrir su sexta derrota en los últimos siete partidos y seguir hundidos en la cola del Oeste.

Ambos equipos volverán a verse las caras en la jornada de mañana, esta vez en Nueva Orleans, lo que brindará una oportunidad a los Pelicans para seguir prolongando su buen momento y a los Rockets para cobrarse su pequeña venganza.