LOS MEXICANOS DE LA LIGA ESPAÑOLA RECORDARON SU INFANCIA

Liga MX Portada Soccer

Hoy son los grandes ídolos de los niños que siguen LaLiga, los futbolistas mexicanos se han convertido en las estrellas del futbol español, pero todos tuvieron distintas infancias e ídolos.

Las carreras de Andrés Guardado, Héctor Herrera, Néstor Araujo y Diego Laínez fueron recordadas con LaLiga sobre sus infancias y sus inicios en el mundo del futbol, sobre todo antes de triunfar en el futbol europeo.

Un principito en España

De Guardado se sabía que iba a ser un jugador importante se sabía desde su más tierno debut en la élite con Atlas en 2005. Se estrenó con victoria y se hizo con la titularidad en su tercer enfrentamiento para mantenerla durante el resto de la temporada a pesar de contar con sólo diecinueve años.

Su popularidad creció a un ritmo vertiginoso, a la par que algunos de los clubes más importantes de Europa empezaron a preguntar por él. Pero Guardado esperó a dar el salto hasta el verano de 2007, cuando fichó por el RC Deportivo de La Coruña, el mismo equipo que supuso la puerta de entrada al fútbol europeo de jugadores de la talla de los brasileños Bebeto y Rivaldo.

Recientemente, recordó entre risas el momento de su traspaso en el programa Todo Al Verde de Betis TV: “Estábamos en el hotel de concentración a las 2-3 de la madrugada y tenía que mandar un fax desde el lobby del hotel, escondiéndome de la prensa, y con la ayuda de Memo Ochoa”.

Herrera y su paso por el Atleti

En su primer año en el fútbol portugués, llamó la atención de Diego Simeone a raíz de un enfrentamiento europeo que se termonó con victoria del Atlético de Madrid.

El club rojiblanco lo captaría para la causa colchonera el verano de 2019. Herrera tuvo que sufrir de lo lindo antes de volver a sentirse un jugador decisivo de su equipo, pero logró consolidarse en el once titular a partir de la segunda vuelta en LaLiga.

Su segunda temporada, la presente, en el club rojiblanco debía ser la de su consagración, pero la mala fortuna se cruzó en su camino. Herrera tampoco se ha dado por vencido. Simeone le fue dando confianza en el once colchonero a pesar de que las lesiones musculares le impidieron tener continuidad en la primera mitad del campeonato.

Ya en la segunda, se tuvo que ausentar tras contagiarse del COVID-19, y seguidamente tuvo que lamentar la pérdida de su madre por culpa también del COVID-19, lo que le hizo perderse hasta siete partidos consecutivos en LaLiga Santander. Aun así, apenas una semana después de despedirse de su madre, se puso a las órdenes del técnico argentino para jugar y derrotar al Getafe.

Laínez, el más joven

Cuando en enero de 2019 el Real Betis llamó a la puerta de América se desató la tormenta mediática. Los cuestionamientos sobre su juventud llegaron, pero con todo y eso, Diego Laínez decidió cruzar el charco con solo 18 años.

Se incorporó en una plantilla en la que había cracks internacionales como Giovanni Lo Celso o Sergio Canales, y en la que al cabo de poco llegó otro fuera de serie como Nabil Fekir.

Solo hacía unos meses que Lainez había cumplido la mayoría de edad y su talento le había llevado a las puertas del éxito de forma precoz, pero estaba por ver si aguantaría la presión y la exigencia de LaLiga.

Se ha ganado con creces cada uno de los minutos que ha disputado en un Betis que supo dosificarlo.

Uno de los pilares del Celta

Fue el Celta el equipo que apostó por él y desde el primer día ejerció como uno de los pilares del equipo ahora de Eduardo Coudet junto al colombiano Jeison Murillo, un central con el que forma una de las parejas defensivas más importantes de LaLiga.

Intocable desde su llegada a Vigo, el central vive con naturalidad su continua progresión, y a pesar de que admite que no descarta un posible regreso a México en el futuro, actualmente sólo piensa en seguir creciendo en España, según ha expresado el propio jugador en ocasiones.

Aun encontrándose en el mejor momento de su carrera, Araujo siente que no tiene techo y quiere seguir demostrándolo.