LEBRON IMPULSA A LOS LAKERS A VICTORIA EN LA PRÓRROGA

Básquetbol NBA Portada

Los Angeles Lakers se llevaron una sufrida victoria en la visita de New York Knicks (115-122). En el regreso de LeBron James, los angelinos tuvieron que recurrir a la épica para remontar un partido que se les había puesto muy cuesta arriba. Malik Monk fue el factor sorpresa de la remontada con un gran tercer cuarto.

Los locales tiraron de épica para remontar un partido que parecía perdido tras los dos primeros cuartos. Los Knicks llegaron a vencer por más de 20 puntos de diferencia y RJ Barrett, con 21 puntos al descanso, estaba imparable. Sin embargo, una explosión anotadora de Monk con 18 de sus 29 puntos en el tercer cuarto, redujo las diferencias y devolvió a los Lakers al partido.

LeBron James fue quien marcó diferencias en el tramo final. El jugador de 37 años se mostró ágil en su primer partido tras una ausencia de cinco, encontrando la canasta rival con consistencia para terminar la noche con 29 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias. Sus 10 puntos en el último cuarto fueron vitales para forzar la prórroga. Anthony Davis también estuvo genial a ambos lados de la pista: 28 puntos, 17 rebotes, 4 tapones y 3 robos fueron suficientes para superar a los Knicks en la segunda mitad.

En clave local, la nota negativa la dejó Westbrook. Los Lakers vencían por 6 puntos hasta el último ingreso en pista de Russell. Desperdiciaron esa ventaja y Vogel decidió sentarlo en la prórroga que los Lakers ganaron sin tantas complicaciones con Davis y James como protagonistas.

En los Knicks destacaron las actuaciones de Barrett y Randle. El primero fue el máximo anotador del partido: 36 puntos que acompañó con 8 rebotes y 5 asistencias. Mientras tanto, Julius, que sigue inmerso en rumores de traspaso, reivindicó su importancia con una gran actuación de 32 puntos, 16 rebotes y 7 asistencias.

En defensa de Russell

Tras el partido, LeBron James dio la cara por Westbrook. «Le dije que me enviara un mensaje de texto más tarde. Que siguiera adelante, que dejara de cuestionarse a sí mismo. Es un jugador instintivo. Con todo lo que ha hecho en esta liga, nunca debería cuestionarse a sí mismo. Tengo confianza máxima en sus capacidades».

Durante tramos del partido, fueron los propios aficionados de los Lakers quienes abuchearon a su base. Anthony Davis habló sobre esto al finalizar el encuentro: «Los fans obviamente quieren verlo jugar mejor, pero tiene que intentar no darle muchas vueltas en su cabeza, seguir jugando y hacer bien las pequeñas cosas», destacaba La Ceja.

Mientras tanto, el propio Westbrook también pasó por los micrófonos para indicar que «no hubo comunicación» entre él y Frank Vogel cuando lo enviaron al banquillo en los minutos finales. «Pero él es el entrenador, toma lo que cree que es la mejor decisión para nuestro equipo. No me importa nada mientras ganemos», señaló el base.