LAS ÁGUILAS VINIERON DE ATRÁS ANTE GIGANTES Y SE COLOCAN LÍDERES DE LA DIVISIÓN ESTE

Fútbol NFL Portada

Luego de dos intentos de remontada ante los Acereros y los Cuervos, llegó la vencida para las Águilas. Cuando todo parecía perdido ante los Gigantes, a Filadelfia le alcanzaron dos series ofensivas exitosas sobre el final del partido para llevarse una apretada victoria 22-21. Más allá de cualquier susto, las Águilas sumaron su segunda victoria de la temporada y colocaron en la cima de su División.

Con el paso del tiempo, resulta difícil recordar aquella temporada de Carson Wentz en la que anotaba a la menor provocación. El mariscal de campo sufre lo indecible cuando su equipo está en la zona roja y así resulta complicado dominar los partidos. A cuentagotas, Filadelfia logró mover el ovoide, sin embargo, durante la primera mitad, en cuatro viajes a la zona de definición sólo pudo anotar en una ocasión, y fue por tierra.

Entre fallas de su pateador y entregas de balón, a Filadelfia se le fue complicando el partido. Los Gigantes respondieron con lo poco que tienen y en la reiterada inconsistencia de Daniel Jones encontraron la forma de hacer daño. Más allá de los errores y la constante presión, el mariscal de campo conectó con Golden Tate y acercó a los suyos.

Un acarreo de 80 yardas por parte de Daniel Jones le mostró un buen camino a los Gigantes. La escapada del quarterback pudo terminar en las diagonales, sin embargo tropezó cuando no tenía nadie enfrente. Aún así, Nueva York vio la vulnerabilidad de la defensa de las Águilas para frenar la carrera y lo aprovechó. Por un momento, los Gigantes vieron de cerca la gloria al sumar dos anotaciones, una de Gallman, por tierra, y otra de Shepard, por aire.

La segunda llegó después de una serie que superó los siete minutos y dejó poco tiempo en el reloj.

En plena urgencia, una vez más las Águilas mostraron su mística de equipo que sabe venir de atrás. Carson Wentz, impreciso toda la noche, le dio vida a Filadelfia con un bombazo que encontró a Hightower en la frontera de la zona roja, y ahora sí no perdonaron; cuando el cuarto cuarto se acababa, Wentz conectó con Ward en las diagonales, y después de la pausa de los dos minutos, lanzó un misil que quedó en las manos del corredor Boston Scott para darle la ventaja definitiva. La defensiva, ya en los últimos segundos, le robó el ovoide a Daniel Jones para firmar la remontada. Pese a todo, las Águilas son líderes de su División.

EL DATO

Las Águilas de Filadelfia extendieron su racha sobre los Gigantes con ocho victorias de manera consecutiva