LA CONEXIÓN ENTRE SHOHEI OHTANI Y BABE RUTH

Béisbol MLB Portada

El japonés Shohei Ohtani puede hacer, prácticamente, todo en las Grandes Ligas.

La capacidad para lanzar y batear pocas veces se ve en el diamante, pero es una habilidad que el jugador de los Angelinos adquirió desde que jugaba en tierras nipona.

En sus últimos años de secundaria, la MLB buscó al asiático para que se desempeñara como pitcher, mientras que los equipos locales le veían futuro como bateador, así que el club Hokkaido Nippon-Ham Fighters le dio la opción de trabajar en la lomita y en la caja de bateo.

A partir de 2014, la dedicación de Shohei dio frutos: se convirtió en el primer jugador en conectar 10 vuelacercas y retirar a 10 rivales en una campaña en Japón.

La última vez que un beisbolista impresionó al mundo mundo con su función dual fue entre 1914 a 1935 con el estadounidense Babe Ruth.

El poder que Babe Ruth y Shohei Ohtani poseen en su bate es inexplicable.

El nacido en Estados Unidos registró 714 cuadrangulares durante toda su carrera. Precisamente, sería el 25 de mayo de 1935 cuando Babe, con la franela de los Bravos de Boston, bateó 4-4, con tres jonrones incluidos.

Sin embargo, de poco sirvió su esfuerzo, ya que terminaron perdiendo por 11-7 antes los Piratas de Pittsburgh.

La estrella japonesa, por su parte, ha mandado la bola del otro lado del estadio en 93 ocasiones. En 2021, Shohei conectó 46 jonrones.

Babe Ruth asumió el papel de lanzador en su paso por Medias Rojas de Boston, con 2.27 de efectividad, y marca de 67-34, además de 335 ponches.

Ohtani, tiene en su cuenta personal 13 victorias por 7 derrotas, de las cuales, 2 son de la presente campaña. Su efectividad se mantiene en 3.70 y ha recetado 236 chocolates.

Hay algo de relación en el debut de Babe y Shohei. Ruth lo hizo el 11 de julio de 1914 con Boston, cuando apenas tenía 19 años.

Ohtani pisó uno diamante profesional, pero de la liga japonés, a los 18 años. La fecha exacta, el 29 de marzo de 2013.

La diferencia estaba en que el norteamericano saltó al campo como pitcher, mientras que el nipón lo hizo como jardinero derecho.