Jürgen Klopp, el perdedor de lujo, consiguió al fin su recompensa

Futbol Internacional
Compartir

Por: Rosario Alberto Leyva/ Fotografía: AFP

Madrid, España.- “No me veo como un perdedor”, había afirmado la víspera de la final de Liga de Campeones, convencido de que su profecía iba a ser más fuerte que su maldición, y así cuatro años después de su llegada en 2015 al Liverpool, Jürgen Klopp levantó un trofeo… ¡Y nada menos que la Champions!.

“Así es como entiendo la suerte: si trabajas (para ganar un título), llegará un día u otro”: a fuerza de perseverancia frente a la mala suerte y de una constancia a toda prueba, el técnico alemán llevó al Liverpool, vencedor 2-0 frente al Tottenham este sábado en Madrid, a lo más alto del futbol europeo.

De golpe, Klopp ha entrado en la leyenda de los Reds al nivel de los míticos Bob Paisley y Bill Shankly.

A pesar de su juego atrevido y una gestión fuera de lo común, el destino deportivo de este carismático rubio de las gafas translúcidas, marcado por tres finales europeas perdidas podría haber sido otro.

Y es que desde su primera hazaña inacabada en la más prestigiosa de las competiciones continentales con el Borussia Dortmund en 2013, el exjugador de la segunda división alemana sufrió una auténtica maldición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *