INCENTIVO RACIAL PARA LOS EQUIPOS DE LA NFL

Fútbol NFL Portada

Cuando los propietarios de la NFL se reunieron vía una videoconferencia este martes pasado (19), consideraron propuestas que darían ventajas competitivas a los equipos que contratan a candidatos de color como gerente general y puestos de entrenamiento de alto nivel, señalan varias personas familiarizadas con las propuestas.

Las medidas son marcadamente diferentes al enfoque de la NFL durante la última década y media, cuando los equipos eran presionados a entrevistar a candidatos de las minorías, bajo la Regla Rooney, pero poco más. Los equipos que explotaban las lagunas en el proceso de reclutamiento rara vez eran castigados.

Ahora la NFL quiere tomar un enfoque más agresivo a reformar sus filas más altas al usar incentivos tangibles, no castigos, para hacer que los equipos contraten a más entrenadores y gerentes generales de color en una liga en que alrededor del 70 por ciento de los jugadores es afroamericano.

En una propuesta, un equipo que contrate a un entrenador en jefe de color subiría cinco lugares desde su posición en la tercera ronda del Draft de la NFL que precede la segunda temporada de ese entrenador, de acuerdo con una persona con conocimiento de la propuesta.

Los equipos que contraten a un candidato no blanco para llenar la posición del gerente general subirían 10 lugares en la tercera ronda del Draft antes de la segunda temporada de ese ejecutivo con el equipo.

Un equipo perdería cualquiera de las dos ventajas si despidiera a la persona recién contratada tras una sola temporada, una condición diseñada para evitar una estrategia de «tanking» (cuando un equipo pierde a propósito para beneficiarse de ciertas reglas) y desalentar el despido de entrenadores tras una temporada perdedora, como pasó con Steve Wilks, entrenador en jefe afroamericano del equipo de los Cardenales de Arizona que tuvo una marca de 3-13 en el 2018.

Un equipo también recibiría una oportunidad de selección adicional en el Draft si uno de sus entrenadores asistentes miembro de una minoría es contratado por otro equipo como coordinador, entrenador en jefe o gerente general. Los incentivos se aplicarían en un sólo Draft.

PASADORES SE COTIZAN Un equipo que contrate a una persona de color como entrenador de mariscales de campo recibiría una selección adicional en el Draft si ese entrenador permanece con el equipo más de una temporada.

Actualmente, sólo hay dos mariscales de campo afroamericanos: Pep Hamilton con los Cargadores de Los Ángeles y Marcus Brady con los Potros de Indianápolis. En esta era de ofensivas de alto poder, el entrenador de mariscales de campo se ha convertido en una plataforma de lanzamiento a posiciones de entrenador en jefe. En las tres últimas temporadas, el 70 por ciento de los entrenadores en jefe o era coordinador de la ofensiva o coach de quarterbacks al nivel profesional o colegial.

Tentadora oferta Propuestas para incentivar la contratación de personal de color para la alta gerencia: – El equipo que contrate a un entrenador en jefe de color subiría cinco lugares desde su posición en la tercera ronda del Draft de la NFL que precede la segunda temporada de ese entrenador.

– Los equipos que contraten a un candidato no blanco para llenar la posición del gerente general subirían 10 lugares en la tercera ronda del Draft antes de la segunda temporada de ese ejecutivo con el equipo.

– Un equipo perdería cualquiera de las dos ventajas si despidiera a la persona recién contratada tras una sola temporada.

– Un equipo también recibiría una oportunidad de selección adicional en el Draft si uno de sus entrenadores asistentes miembro de una minoría es contratado por otro equipo como coordinador, entrenador en jefe o gerente general.

FUENTE: CANCHA