HOUSTON DA LA SORPRESA ANTE LOS GRIZZLIES DE JA MORANT

Básquetbol NBA Rockets

Memphis visitaba a los Rockets con la puerta abierta para ir dejando atrás a los Warriors en la lucha por la segunda plaza de la Conferencia Oeste. Parecía un rival propicio, ya que Houston llegaba tras vencer en solo uno de sus últimos 17 compromisos. Sin embargo, el baloncesto no son matemáticas y los de Texas dieron la sorpresa ante su público para terminar imponiéndose 123-112.

Los Grizzlies empezaron bien, pero quizás se despistaron. Como es habitual en ellos, iniciaron el choque con el acelerador pisado para ponerse 10 puntos arriba en el primer cuarto y hasta 14 en el segundo. Parecía que habían encarrilado otra victoria, pero todo cambió tras el descanso. Primero con un parcial de 10-0 en el tercer periodo, y posteriormente con otro de 10-1 cuando se acercaba el final del choque, los Rockets dejaron en la lona a su rival.

«Honestamente diría que es el mejor baloncesto que hemos jugado todos juntos. Es realmente genial ver ese momento en el que todos hacemos clic de esa manera. Es algo fantástico, así que simplemente debemos tratar de insistir en esto, tratar de construir sobre esto, tratar de ver si podemos repetir ese mismo esfuerzo, esa misma energía», expresa Christian Wood, quien logró un doble-doble de 28 puntos y 13 rebotes.

El pívot de Houston estuvo bien, pero no solo. El joven backcourt de los de Texas realizó uno de los mejores partidos del curso. Kevin Porter Jr. aportó 29 puntos, mientras que el novato Jalen Green se fue hasta los 24 tantos y 8 rebotes. Stephen Silas cree que la desesperación por no haber ganado desde el 2 de febrero les empujó hacia el triunfo.

«Agallas, un poco de desesperación, unión y simplemente la voluntad colectiva de ganar. Estábamos cansados ​​de perder y eso se notó en nuestra actuación, no solo al final del partido… Salimos en la segunda mitad y jugamos muy bien. Es ele mejor partido que he visto a Christian Wood», expresa el head coach de los Rockets.

Memphis, la otra cara

«Ellos jugaron muy bien. Nosotros jugamos horrible. Jugaron muy bien todo el partido. Nosotros no jugamos bien individualmente ni a nivel colectivo como equipo. Simplemente nos patearon el trasero».Así de tajante se mostró Taylor Jenkins con lo que vio sobre el parqué. Sus Grizzlies cayeron ante uno de los peores equipos de la temporada y el entrenador de los de Tennessee no pudo disimular su enfado.

Respecto al tono individual de sus chicos, Desmond Bane fue el máximo anotador con 28 puntos, mientras que Ja Morant se quedó en 22 y Steven Adams firmó un doble-doble de 23 puntos y 12 rebotes. Especialmente duro fue el desempeño en el lanzamiento exterior, ya que se quedaron en un 5 de 26 en triples (19,2%).

(Fotografía de Carmen Mandato/Getty Images)