HACE 10 AÑOS, MEXICO FUE POR SEGUNDA VEZ CAMPEON DEL MUNDO SUB 17

Futbol Internacional Portada Soccer

Qué rápido pasa el tiempo. Hace una década México conquistó su segundo título Sub-17. El Tricolor repitió lo logrado en Perú 2005. La nueva camada enseñó que lo acontecido en Lima no fue obra de la casualidad. Los verdes fueron vistos desde ese momento como potencia en esa categoría.

Julio Gómez, Carlos Fierro, Paco Flores, Jonathan Espericueta, Marco Bueno, entre otros, siguieron los pasos de Giovani Dos Santos, Carlos Vela y Ever Guzmán. La camada no fue tan destacada, pocos siguen en el aparador, pero lo que hicieron quedó marcado eternamente.

Raúl Gutiérrez fue el responsable de todo. El Potro juntó a un grupo talentoso y con el apoyo de la tribuna consumó su proyecto. México jugó en Morelia, Pachuca, Torreón y finalmente en el estadio Azteca. El Mundial fue en casa.

El 10 de julio de 2011 en el coloso de Santa Úrsula con un triunfo 2-0 contra Uruguay llegó la segunda conquista mundial. Eso sucedió hace diez años.

LA FASE DE GRUPOS

México compartió el Grupo A al lado de Congo, Corea del Norte y Holanda. El Tricolor siempre tuvo el respaldo de la tribuna y eso jugó a su favor.

Morelia fue la primera parada. Los verdes debutaron contra Corra de Norte y ganaron 3-1 con goles de Carlos Fierro, Giovani Casillas y un autogol de Sok Kwang.

El estadio Morelos también fue testigo de cómo México venció 2-1 a el Congo. Jonathan Espericueta y Julio Gómez lograron los goles. Luego de eso el Tricolor se trasladó a Nuevo León.

México llegó aceitado para enfrentar al cuadro tulipán. Los aztecas no se intimidaron contra la Naranja Mecánica. El Tricolor se puso arriba en el marcador con tantos de Giovani Casillas y Carlos Fierro. El 2-0 parcial los relajó y los europeos lo aprovecharon para hacer daño. Memphis Depay, reciente contratación del Barcelona, marcó uno de los goles holandeses. La agonía terminó en tiempo de compensación con el tanto de Alfonso González. El 3-2 fue emotivo.

OCTAVOS Y CUARTOS

México volvió a cambiar de sede, Pachuca fue el nuevo estado que los recibió.

Los aztecas enfrentaron a Panamá en octavos de final, los canaleros fueron vencidos 2-0 con tantos de Carlos Fierro y Marco Bueno.

El Tricolor accedió a cuartos de final y el rival fue Francia. El juego contra los galos fue de pronóstico reservado, sin embargo, Kevin Escamilla marcó rápido. Los europeos igualaron el partido, pero Carlos Fierro, balón de bronce en la competencia, puso el 2-1 en el segundo tiempo.

Otro reto y sede conquistada.

LA SEMIFINAL DE LA MOMIA

En las semifinales se dio el juego más emotivo. México viajó a Torreón para enfrentarse a Alemania.

El desafío fue difícil. Julio Gómez anotó pronto, pero el cuadro teutón reaccionó de manera feroz. Samed Yesil igualó el partido y Emre Can, actual jugador del Borussia Dortmund, logró la voltereta.

El juego fue abierto, emocionante. Jonathan Espericueta puso el 2-2 con un gol olímpico, sin embargo, en esa misma jugada Gómez tuvo un accidente que le provocó una herida en la cabeza. Julio se colocó una venda y surgió el apodo de la Momia.

Como si fuera un cuento, Gómez apareció en el último minuto y con un remate de chilena le regresó la ventaja a México. El 3-2 fue épico. Triunfo anecdótico en la Casa del Dolor Ajeno.

LLEGÓ EL TÍTULO

La prueba más grande fue Alemania, México se trasladó al estadio Azteca para jugar contra Uruguay. El Tricolor llegó con el ánimo a tope y superó 2-0 a la Celeste con goles de Antonio Briseño y Giovani Casillas. La garra charrúa fue superada por los mexicanos.

Raúl Gutiérrez igualó a Chucho Ramírez, el Potro fue el segundo técnico en conquistar el Mundial Sub-17.

Eso sucedió hace diez años.

LOS JUEGOS

México 3-1 Corea del Norte

Congo 1-2 México

México 3-1 Holanda

México 2-0 Panamá

México 2-1 Francia

México 3-2 Alemania

México 2-0 Uruguay