GOLAZO DE CHICOTE CALDERÓN PINTA EL CLÁSICO ROJIBLANCO

Liga MX Portada Soccer

Chivas está inspirado y en plan grande. Anoche se fajaron en su casa y le pusieron fin a una racha de siete Clásicos consecutivos sin ganar justo en el momento importante.

Cristian Calderón se vistió de héroe y con un golazo le rompió el arco a Guillermo Ochoa con un zapatazo desde fuera del área.
América tuvo las mejores opciones en el primer tiempo, pero perdonó y en el pecado llevó la penitencia.

Guadalajara ajustó en el segundo tiempo, dominó y se proclamó como justo ganador con el 1-0 que le da la ventaja en el global, además de no haber recibido gol de visitante, lo que le da un plus para ir a buscar el boleto a la semifinal el sábado en Santa Úrsula.

El Rebaño pegó primero, aunque todavía nada está dicho.

Un estadio Akron con un poco más de vida fue testigo del primer capítulo del Clásico Nacional en esta Liguilla del torneo Guardianes 2020. Los poco más de 5 mil aficionados que se dieron cita en la casa del Rebaño presenciaron un encuentro disputado en el que Guadalajara empezó con mayor intensidad, pero de a poco cedió terreno ante un América que no tuvo la capacidad de convertir de inicio las oportunidades que tuvo.

Víctor Manuel Vucetich puso en la cancha a lo mejor que tenía disponible, repitió la oncena que le dio frutos en la repesca a la espera de que Angulo, Antuna y Zaldivar explotaran con su dinámica.

Pese a la condición de visitantes, los azulcremas de a poco se acomodaron mejor en el terreno de juego y coquetearon con la portería de Raúl Gudiño. Primero fue Giovani dos Santos, quien se encontró con el esférico dentro del área y rápidamente buscó disparar con potencia, pero con poca colocación y su remate se fue por encima del arco.

Después, Henry Martín tuvo dos opciones claras que no logró hacer buenas. La Bomba se perdió la primera cuando en un centro de Escoboza, le ganó la posición a Ponce, se levantó y conectó con la cabeza; sin embargo, la bola salió justo a donde Gudiño hacía su recorrido y con un manotazo evitó el gol crema.

Posteriormente, Martín recibió un toque filtrado que lo dejaba completamente solo en la carrera rumbo al área rojiblanca. Henry se saboreaba la anotación, mas Gudiño achicó y con la pierna le impidió abrir el marcador.

Del otro lado, Guadalajara batallaba para tener la pelota y generar peligro, aunque en una pelota parada vino la polémica. En un rechace, Gilberto Sepúlveda tomó la pelota e intentó tirar, pero Sebastián Cáceres entró con el brazo abierto y cortó la trayectoria del balón. Jorge Isaac Rojas de inicio dejó correr y tras la revisión en el VAR, no se señaló infracción, por lo que ambas escuadras tendrían que irse al descanso sin daño.

Con el segundo tiempo en marcha, fue Chivas el que perdonó. Fue en un tiro libre donde una peinada de Jesús Molina mandó la bola a segundo poste. Ahí, Miguel Ponce cerró la pinza y parecía cuestión de solamente darle dirección de arco a la bala blanca, mas no fue así. El Pocho no logró colocarla y la voló.

¡Cerca el Rebaño!

Desde la banca, las modificaciones del Rey Midas aparecieron y el chiverío mejoró notablemente. Peralta y Calderón ingresaron para refrescar la ofensiva y darle más variantes en medio campo. Chivas jugaba en campo americanista y vivía sus mejores minutos.

Del otro lado, el Piojo respondió con Viñas y Benedetti como revulsivos. Los estrategas movían sus piezas y aguardaban los resultados mientras la tensión se respiraba dado que el final del encuentro se aproximaba.

La paridad finalmente se rompió gracias a Cristian Calderón. El Chicote se inspiró y desde fuera del área jaló del gatillo para sacar un auténtico balazo que entró bien colocado e hizo inútil el vuelo de Ochoa. ¡Golazo de Chivas!

Con la necesidad del empate por el gol de visitante, América se fue con todo al frente, pero Chivas se plantó bien en su campo y le cerró las vías, por lo que las

Águilas no se aproximaron al gol de la igualada.
Ahora, con la moneda en el aire, Chivas vendrá a la capital a buscar el boleto a la semifinal con el global a su favor y la mesa puesta para sellar el pase aunque al final, América tendrá la última palabra.