GOBERNADOR DE TEXAS CONFIRMA 5,000 NUEVOS CASOS POR COVID-19 EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

coronavirus Portada

Texas agregó otro número récord de nuevos casos de coronavirus el martes, eso obligó al gobernador Greg Abbott a pedir a las personas el uso de máscaras y también pidiió permanecer en sus casas siempre que sea posible.

El estado reportó casi 5,200 casos nuevos, superando el máximo anterior de 4,600 del viernes, según un análisis de datos realizado por Hearst Newspapers. El promedio móvil semanal alcanzó los 3.722 casos nuevos por día, en comparación con los 1.500 de hace dos semanas.

Las infecciones han aumentado en todo el estado desde el Día de los Caídos y en medio de la reapertura de los negocios y las recientes protestas policiales. Los funcionarios de salud dicen que los casos están aumentando particularmente entre los adultos jóvenes, que tienden a tener un sistema inmunológico más saludable que los tejanos mayores, pero aún son susceptibles a la muerte o enfermedades prolongadas.

“Queremos asegurarnos de que todos refuercen las mejores prácticas seguras de usar una máscara, desinfección de manos, mantener una distancia segura, pero lo más importante, porque la propagación es tan desenfrenada en este momento, si puede permanecer en su hogar hágalo, salga solamente si es muy necesario”, dijo Abbott en KBTX. «El lugar más seguro para usted es su casa».

Si bien el gobernador ha emitido alarmas esta semana sobre el aumento, aún no ha ordenado cubrirse en público, o revertir cualquiera de sus órdenes para reabrir la economía de Texas: las barras permanecen abiertas al 50 por ciento de la ocupación máxima; los restaurantes pueden llegar hasta el 75 por ciento, siempre que dejen espacio entre las mesas.

Pero Abbott también advirtió que el aumento dramático en las hospitalizaciones amenaza esas órdenes anteriores. Hubo 4,092 pacientes hospitalizados con el virus el martes, el duodécimo día consecutivo de máximos históricos.

«Si esos picos continúan, serán necesarias medidas adicionales para garantizar que mantengamos la salud y la seguridad de la gente del estado de Texas», dijo Abbott en una conferencia de prensa el lunes.

El martes, el gobernador permitió que los líderes locales limitaran las reuniones de 100 personas y ordenó a la agencia de salud estatal que reimponga los estándares de seguridad de emergencia que se habían revertido a principios de este mes en los centros de cuidado infantil en todo el estado. También ha autorizado a los jueces del condado a imponer multas a las empresas que no requieren que sus clientes usen coberturas faciales.

Expertos federales en salud declararon el martes que estaban monitoreando de cerca los números crecientes del estado.

«En este momento, las próximas dos semanas serán críticas en nuestra capacidad para abordar esas oleadas que estamos viendo en Florida, Texas, Arizona y muchos otros estados», dijo el Dr. Anthony S. Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país. dijo al Comité de Energía y Comercio de la Cámara.

En Austin, el Dr. John Hellerstedt, Comisionado del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas, utilizó un lenguaje similar, advirtiendo al público que el estado se encuentra en un «punto crucial» en la lucha contra el virus a medida que las tendencias van en la dirección equivocada.

«Por favor, Texas», dijo Hellerstedt. «Prestemos atención a la sabia orientación que el gobernador ha presentado».

El Dr. John Zerwas, un asesor médico clave de Abbott durante la pandemia, solicitó a los trabajadores en el campo de la medicina que agreguen sus nombres a un registro de voluntarios en caso de que las hospitalizaciones continúen aumentando.

«Cualquiera que esté en el campo de la atención médica que quiera poner su nombre allí, así que en caso de que necesitemos comenzar a recurrir a voluntarios para esfuerzos adicionales, este es el momento de hacerlo», dijo Zerwas.