ESTADOS UNIDOS QUEDA SEGUNDO EN GIMNASIA DE EQUIPOS TRAS ABANDONO DE SIMONE BILES

Juegos Olímpicos Otros Deportes Portada

Simone Biles quedó fuera de la final olímpica por equipos en gimnasia tras hacer solo el primer ejercicio, el de salto, una noticia que cambió el rumbo de la selección estadounidense, que perdió una competición por primera vez desde 2010 y tuvo que ceder el trono olímpico a Rusia (169,58 puntos).

Estados Unidos ganó pese a todo la medalla de plata (166,096) y Gran Bretaña la de bronce (164,096). Para los atletas del Comité Olímpico Ruso, su oro es el primero desde la desintegración de la Unión Soviética. Los rusos ganaron igualmente el metal dorado por equipos masculinos el lunes.

La final concluyó sin una explicación clara sobre el problema de Biles. «Un asunto de salud», dijo su federación en un comunicado.

Después de obtener con su salto una nota de 13,766, la peor entre las integrantes su selección, la vigente campeona olímpica abandonó el escenario con un médico del equipo, pero regresó unos minutos después sin lesión aparente.

En la siguiente etapa Biles fue reemplazada por Jordan Chiles y poco después se anunció que no disputaría el resto de la final. Seguida por decenas de cámaras, Biles dedicó el resto de la noche a animar a sus compañeras en su persecución del equipo ruso.

Las rusas ya se habían puesto delante en la primera rotación, el salto. Sus 43,799 puntos las colocaron 1,067 por encima de los 42,732 de Biles y compañía. Fue entonces cuando la megaestrella se despidió de la final.

Simone Biles aplaudió y felicitó a las rusas al concluir la competencia. Unas fueron las vencedoras, otra la protagonista. La final femenina individual se disputará el próximo martes. Biles es, de momento, duda.