DAK PRESCOTT ENCABEZA LOS REGRESOS PARA LA NUEVA TEMPORADA DE LA NFL

Fútbol NFL Portada

Las lesiones son parte cotidiana de los deportes y más en uno que tiene impactos cada jugada como el futbol americano. La NFL perdió a varias de sus estrellas durante la temporada 2020 que, después de cirugías y largas rehabilitaciones, estarán de vuelta en los emparrillados cuando se dé el kickoff.

Dak Prescott encabeza la lista, el quarterback de los Vaqueros ha sido criticado durante su carrera, pero sin él, al conjunto de la Estrella Solitaria se le vio sin espíritu y a pesar de que estuvieron en la división más irregular, ni siquiera lograron acercarse a los playoffs.

El jugador de Dallas firmó un lucrativo contrato antes de llegar a la agencia libre, ahora tendrá la obligación sobre sus brazos de llevar a tierra prometida al conjunto texano.

Otros pasadores que también se despidieron de manera abrupta fueron Jimmy Garoppolo, quien ya tiene un largo historial de lesiones y el entonces novato Joe Burrow, Cincinnati pagó el haberse olvidado de darle una línea ofensiva capaz de protegerlo.

Si una posición se caracteriza por sufrir bajas en una temporada es la de corredor, dos estelares como Saquon Barkley y Christian McCaffrey ni siquiera llegaron a la mitad de la campaña.

Del otro lado del ovoide están listos para volver a ser el terror de los ataques elementos como el veterano Von Miller, Nick Bosa o Derwin James.

DAK PRESCOTT

Dallas extrañó a Prescott, el quarterback se había convertido en un modelo de durabilidad después de haber jugado 64 partidos de manera interrumpida desde que llegó a la NFL hasta que quedó fuera en la Semana 5. En los partidos que jugó anotaron en promedio 32 unidades, sin él esa cifra bajó a 21. Ya recuperado de su tobillo, se espera la misma explosión en los Vaqueros con todas las armas que tiene a su alrededor. Al entrenador Mike McCarthy le urge que regrese al nivel que tenía, o su puesto podría estar en el aire.

JOE BURROW

Después de su espectacular temporada colegial que le valió ser el primer reclutado del Draft, Burrow se mantuvo en la lucha por el reconocimiento a Novato del Año junto a Justin Herbert; sin embargo, lo capturaron 32 veces en 10 partidos, su pierna izquierda no aguantó más. Perder once juegos le permitió a Cincinnati quedar tan arriba en el reclutamiento colegial como para tomar a uno de los mejores tackles disponibles, prefirieron seleccionar a un receptor, Ja’Marr Chase, su compañero en la Universidad de LSU.

JIMMY GAROPPOLO

Su trayectoria se ha caracterizado por las lesiones, Jimmy G se ha perdido 23 encuentros en las últimas tres temporadas. San Francisco le entregó las llaves de la franquicia, pero los resultados aún han quedado a deber. La paciencia en la bahía se ha agotado, lo 49ers sumaron a Trey Lance para que se convierta en el futuro de la organización. Si Garoppolo se ausenta de algún desafío, podría perder también su puesto como titular. Por si fuera poco, el novato ha brillado en la pretemporada. Sus horas están contadas.

CHRISTIAN MCCAFFREY

Después de un 2019 en el que tuvo 19 touchdowns totales y fue seleccionado al equipo All Pro como el mejor en su posición, la estrella de las Panteras apenas pudo jugar tres desafíos en 2020. Sin él en el backfield, la responsabilidad de cargar con el ataque recayó en el mariscal de campo Teddy Bridgewater, se quedó por debajo de lo esperado y lo mandaron a Denver. Ahora su quarterback es Sam Darnold, de quien se espera busque más opciones que únicamente entregarle el balón a McCaffrey y que su explosividad se encargue del resto.

SAQUON BARKLEY

En sus dos campañas más recientes, Barkley no ha podido mantenerse sano, aun así, su capacidad lo pone como uno de los corredores a seguir. Los Gigantes lo necesitan para descargarle presión a Daniel Jones. El elusivo corredor causa tanto daño a las defensivas que sus lesiones han llegado en campo abierto, cuando ya dejó atrás el tráfico de los linieros y a los miembros del perímetro sólo les queda tratar de derribarlo con tacleadas lo más abajo posible. Entra en un año que podría dejarle un contrato lucrativo si logra permanecer saludable.

ODELL BECKHAM JR.

El receptor ha perdido protagonismo en la NFL, ha pasado de ser una de las grandes estrellas a protagonizar problemas en el vestidor o padecer lesiones. Durante su etapa en Gigantes era el jugador más buscado, pero en Cleveland hay tantas armas a su alrededor que su papel a la ofensiva ha dejado de ser tan constante. A dos años de su llegada con los Cafés, los rumores de un cambio lo han rodeado desde el año pasado. Apenas pudo jugar siete semanas en 2020, todavía está bajo contrato por tres campañas.

VON MILLER

La figura defensiva de los Broncos ni siquiera pudo participar una jugada en la temporada anterior, su baja se reflejó en los problemas defensivos que enfrentó Denver. A lo largo de su carrera Von Miller ha sido garantía de 10 capturas por temporada, Bradley Chubb no pudo con el paquete, apenas logró 7.5. A sus 32 años, el Jugador Más Valioso del Super Bowl 50 llega a la última campaña bajo contrato, por lo que su era podría estar cerca de terminar en la Milla Alta. Su presencia vuelve a la defensa un departamento de cuidado.

NICK BOSA

Irrumpió en la liga a tal grado que se convirtió en una pieza vital para que los 49ers llegaran al Super Bowl LIV, San Francisco padeció una gran cantidad de bajas y también Nick Bosa resultó afectado, apenas pudo disputar dos partidos, la temible defensa de San Francisco padeció sin su joven estrella, pero ahora que está de vuelta es un candidato a ser el Defensivo del Año. Los gambusinos tienen de regreso a su temible línea frontal.