CUMPLE MESSI Y SE AUSENTA A PRUEBAS DE PCR CON EL BARCELONA

Futbol Internacional Portada Soccer


Leo Messi, como ya avisó ayer sábado, no se presentó esta mañana a las pruebas PCR del FC Barcelona previas al inicio de los entrenamientos de mañana lunes. En cambio, Luis Suárez, a quien Ronald Koeman comunicó que no contaba con él, sí acudió a la cita.

De esta manera, se abre un capítulo más del conflicto contractual entre el jugador argentino y el club azulgrana. Messi y sus abogados consideran que ya se ha hecho efectiva la cláusula liberatoria que tenía al final de cada temporada desde que renovó en 2017 y que, por lo tanto, ya no se debe al FC Barcelona.

De momento, también han pasado por las instalaciones de la Ciutat Esportiva Joan Gamper jugadores como Arturo Vidal (otro de los descartados por Koeman), Gerard Piqué, Jordi Alba, Ousmane Dembélé, Ter Stegen y Clement Lenglet.

Fracasa manifestación

‘Tsunami Blaugrana’, uno de los grupos de opinión del entorno azulgrana, organizó este domingo una manifestación en los alrededores del Camp Nou en la que tan solo participaron una decena de personas para pedir la dimisión de Josep Maria Bartomeu y la continuidad de Leo Messi.

Los participantes llevaron carteles con el lema ‘Messi, sí; Barto, no’ y se sentaron delante de la tienda oficial del FC Barcelona como forma de protesta.

A diferencia de las concentraciones que tuvieron lugar el martes y el miércoles en los alrededores del Camp Nou después del burofax de Messi al club, a las que acudieron centenares de personas, esta vez el poder de convocatoria fue mucho menor.

Postura de LaLiga

‘Tsunami Blaugrana’, uno de los grupos de opinión del entorno azulgrana, organizó este domingo una manifestación en los alrededores del Camp Nou en la que tan solo participaron una decena de personas para pedir la dimisión de Josep Maria Bartomeu y la continuidad de Leo Messi.

Los participantes llevaron carteles con el lema ‘Messi, sí; Barto, no’ y se sentaron delante de la tienda oficial del FC Barcelona como forma de protesta.

A diferencia de las concentraciones que tuvieron lugar el martes y el miércoles en los alrededores del Camp Nou después del burofax de Messi al club, a las que acudieron centenares de personas, esta vez el poder de convocatoria fue mucho menor.