BRAVOS PAGÓ UN DÓLAR POR CANÓ

Béisbol MLB Portada

ATLANTA, 12 de julio de 2022 (AP).- Robinson Canó confía en sus habilidades tras recibir una oportunidad de revivir su carrera a sus 39 años como titular –al menos de momento– de los Atlanta Braves, campeones de la Serie Mundial.

El dominicano tiene un promedio de bateo de .301 en su carrera, con más de 2.500 hits, pero batalló en periodos cortos con los New York Mets y San Diego Padres.

Los Braves, que necesitaban un bateador zurdo en la segunda base, recibieron a Canó por un dólar dentro de un canje de ligas menores con los Padres.

Canó rápidamente se incorporó a los Braves el lunes para el inicio de una serie de tres juegos contra su ex club, los líderes Mets.

“Estoy seguro del trabajo que puse este receso de temporada y siempre he creído en mi mismo y lo que hago para prepararme”, indicó Canó tras la práctica de bateo del lunes. “Creo que aún puedo jugar”.

Canó brinda a los Braves otra alternativa en la posición tras la baja de Ozzie Albies por una fractura del pie.

Debido a que los Mets están en la ciudad, Canó atrajo una turba de reporteros que no dejaron de preguntarle sobre su pasado y futuro.

A la pregunta de si cree que recibió una oportunidad justa con los Mets, Canó dijo que “no quería ver hacia el pasado… No hay malos sentimientos. Tengo amigos del otro lado y siempre les deseo lo mejor”.

Combinó para .149 con un jonrón y cuatro impulsadas en 74 turnos para los Padres y los Mets esta temporada. Tenía promedio de .333 con tres cuadrangulares y 20 impulsadas en 96 turnos para la sucursal de Triple A en El Paso luego que los Padres le dejaron libre y volvieron a firmarle con un contrato de ligas menores el mes pasado.

“Creo que estaba oxidado cuando estuvo aquí las primeras dos veces”, se refirió el mánager de los Braves, Brian Snitker, a los problemas de Canó al inicio de temporada. “Esperamos recibir de lo que es capaz Robinson Canó. Vale la pena intentar. Ha estado jugando un mes con Triple A y lo ha hecho bien, entonces veremos”.

Los Mets le deben a Canó casi $45 millones de dólares por lo que le falta por cobrar del contrato original que firmó con Seattle Mariners. Está recibiendo un monto prorrateado del salario mínimo de $700.000 dólares correspondiente a su acuerdo de ligas mayores con San Diego. Se perdió la pasada temporada al purgar una segunda suspensión por dopaje.

Canó pactó con los Padres un acuerdo de ligas menores el 10 de junio, ocho días después que le habían dejado libre.

Además de añadir a Canó al roster de 26 jugadores, los Braves activaron al jardinero Adam Duvall tras estar en la lista de paternidad.