AMÉRICA VENCE A TIGRES Y AMARRA LA LIGUILLA

Liga MX Portada Soccer
Compartir

La rivalidad de la década tuvo un claro ganador. América superó de inicio a fin a unos tristes y timoratos Tigres que no despertaron sino hasta la segunda parte. Cuando al partido no le pasaba nada, la inteligencia de Córdova adelantó a los azulcremas. Recibió un gran pase filtrado de Cáseres, condujo hasta línea de fondo y engañó a Nahuel Guzmán. En lugar de servir retrasado, probó a primer poste y el balón fue al fondo. En la segunda parte, Aguilera remató un gran centro de Córdova y puso a soñar al americanismo con el segundo tanto.

Gignac tuvo fortuna en los últimos minutos del partido con un balón dentro del área que mandó a guardar, pero ya no les alcanzó. Córdova, el dolor de cabeza felino, sentenció el cotejo con una vaselina en el agregado, 3-1 final. Con este marcador, las Águilas consiguieron su lugar entre los mejores cuatro de la tabla general, por lo que estarán en los cuartos de final del Guard1anes 2020.

Sebastián Cordova no especuló en el Azteca. Desde los primeros minutos demostró que es el jugador con mayor calidad en la plantilla americanista. Por el costado izquierdo corrió el mayor peligro hacia el marco de Nahuel Guzmán.

La visita no se quedó conforme. El «Diente» López se mostró más participativo y buscó sorprender con asociaciones y pases filtrados a Gignac, aunque sin mucha claridad.
Fue el francés el que, desde afuera del área, exigió la mejor versión del meta Ochoa, quien volvió al cuadro titular tras su lesión.Conforme avanzaron los minutos, las revoluciones bajaron en la cancha del estadio Azteca. Harto de la pasividad que había en el campo, Córdova rompió el partido. Con un gran desmarque, recibió un pase filtrado de Cáseres, engañó a Nahuel Guzmám y tiró al primer poste. El meta argentino quedó exhibido ante la inteligencia del atacante mexicano.

Ricardo Ferretti cambió su planteamiento en la segunda mitad. Atrás quedó el autobús y la actitud timorata. Ahora el estratega apostó por más verticalidad con el ingreso de Luis Quiñones. Gignac, ya con más socios a su alrededor, se volvió más peligroso y exigió dos atajadas de Guillermo Ochoa en un par de tiros. América les hizo el segundo gol a la jugada siguiente. Para su fortuna, el VAR echó hacia atrás la decisión del árbitro porque el balón no rebasó la línea en una campana que hizo con el travesaño. Festejaron y se ilusionaron con estar entre los cuatro primeros, pero aún tenían que esperar.

Luego de la decisión, el balón pasó a los pies de los de Nuevo León. Javier Aquino logró superar a dos rivales, sirvió retrasado y encontró a Gignac. El francés no logró darle dirección a su remate y pasó desviado. La visita adelantó líneas, se hizo de la posesión y las acciones de peligro, aunque les falló el último pase.

Tigres tuvo su momento y no lo aprovechó. En un tiro libre, Aguilera puso cifras definitivas con un soberbio cabezazo dentro del área a pase de Sebastián Córdova. Cuando apenas festejaban, Gignac acortó distancias. La fortuna acompañó al francés en un remate del “Chaka”, mismo que le quedó a merced y definió cruzado ante la salida de Ochoa. Tigres aún tenía vida. Sebastian Córdova selló su magnífica actuación con una vaselina en el tiempo agregado, ya con unos Tigres sin aliento. América vivió una noche redonda y aseguró su boleto directo a los cuartos de final.