AMBIENTE GENIAL EN EL ESTADIO DE LOS BILLS

NFL Portada
Compartir

Desde el momento en que llegaron esperanzados, hasta el momento en el que salieron eufóricos, los aficionados de los Bills cumplieron los protocolos impuestos por las autoridades de Nueva York y con su sueño de ver a su equipo ganar en postemporada.

Tras la victoria 27-24 sobre los Colts de Indianapolis, la fanaticada de Buffalo pudo presenciar, por primera vez en 25 años, un triunfo de su equipo en Playoffs.

Fueron únicamente 6 mil 772 aficionados los que tuvieron el privilegio de ingresar a Bills Stadium para ver a los comandados por Josh Allen cortar una racha de 6 derrotas consecutivas en postemporada e instalarse en la Ronda Divisional.

Para entrar al inmueble, cada uno de los espectadores tuvo que presentarse en el estadio a una hora y en una entrada previamente agendada, con un negativo de Covid-19 en mano.

La prueba no podía ser mayor a 72 horas, por lo que los Bills facilitaron la toma de la misma en el estacionamiento del estadio, también asignando horarios para evitar aglomeraciones.

“Tomó como cinco minutos, de lo más sencillo”, relató Sam Webster, un asistente al duelo.
“Fue realmente fácil, más veloz que ordenar comida rápida”, contó Red Gioia, otro espectador en Bills Stadium.

Sin parrillada previa ni cerveza en el estadio, con mascarilla en todo momento y sana distancia, Buffalo cumplió sin contratiempos su primer partido con afición en plena pandemia de Covid-19, un evento que ningún aficionado quería perderse.

“Ya tenía listo un traje especial antivirus en mi lista de compras. Estaba dispuesto a hacer lo que fuera para estar aquí. El protocolo que impusieron no es nada del otro mundo y estoy feliz de haber podido entrar”, apuntó Gioia.

“Quizá me falta una cerveza (risas), pero, más allá de eso, es lo mismo. El ambiente es genial, estoy con mis amigos y me la estoy pasando muy bien”, compartió el aficionado John Douglas.


En el campo, los Bills no mostraron su mejor juego e incluso pudieron ser eliminados en la última serie ofensiva de los Colts, pero Philip Rivers no pudo finalizar el trabajo y terminó cediendo el partido.

“No importa cómo nos vimos, son los Playoffs, es ganar o irte a casa y nosotros hicimos el trabajo. Ahora es momento de enfocarnos en lo que viene”, aseguró el QB de los Bills, Josh Allen.

Ahora, las autoridades valorarán con los Bills si el experimento realmente fue un éxito y si se podrá replicar la próxima semana en la Ronda Divisional.

Con información de NBC Buffalo y The Washington Post