AHORA QUE ES DT JERRY FLORES QUIERE SER CAMPEON CON CRUZ AZUL

Liga MX Portada Soccer

Los sueños están hechos para cumplirse, no importa cuánto tiempo te tardes en conseguirlos, así es la mentalidad de Gerardo Flores. El ahora exfutbolista lo buscó, estuvo a segundos de lograrlo, pero no pudo ser campeón de Liga con Cruz Azul.

Lejos de rendirse y darlo por perdido, el Jerry supo tomarlo con madurez y sabiduría. Esa amargura que vivió la cambió por motivación y próximamente, en su faceta como director técnico, espera volver a los rumbos de Xochimilco, a su casa, y levantar finalmente el título con los cementeros.

«Sufrí en lo deportivo, en las dos finales contra América. Todo ese sufrimiento lo canalicé de una buena manera, es lo que formó mi carácter. Con esas derrotas, mi ilusión crece de ser entrenador de Cruz Azul, ser campeón, quiero serlo. Si no lo fui como jugador, quiero serlo como entrenador. Sé que es difícil, pero la intención y las ganas están», expresó en amena charla con el Diario de los Deportistas.

«Quedé campeón de Concachampions, de Copa MX. La Liga se me negó dos veces, hoy en día mi objetivo es claro y es ser campeón con Cruz Azul. Estoy pensando en estudiar, trabajar, pedir opiniones. Ser entrenador será un camino difícil, pero sé que puedo lograrlo», añadió con ilusión.

Fue en 2013 cuando Flores estuvo más cerca de conseguirlo. Esa fatídica final de La Máquina no la olvida, fue uno de sus peores momentos como jugador profesional. Pero sabe que él lo dio todo en ese último partido en el Estadio Azteca, sólo que la suerte no los acompañó. América fue su verdugo.

«Si hubiera jugado solo sí me reprocharía el no haberla ganado, y recaería todo en mí. Pero yo di todo mi esfuerzo, jugué todo el partido, tiré un penal y lo metí, no me escudo, pero soy consciente que fue un resultado de equipo, hubo varios factores. No se nos dio el resultado, realmente por mi parte me queda esa espinita, pero di todo lo que estuvo en mis manos», aseveró con mucha seguridad en cada una de sus palabras.

A pesar de que Gerardo no debutó con los celestes, su amor por la institución se nota y percibe a kilómetros de distancia. Su estancia fue duradera, vivió buenos y malos momentos, eso forjó su sentimiento, el cual ahora es inmenso.

«Tengo un aprecio muy especial por Cruz Azul, fue muy diferente. Me dio la oportunidad de jugar, de ir a Selección, de ser campeón de Concachampions, de Copa, de ir a un Mundial de Clubes. Sin ser canterano, la gente me adoptó, me ayudó y eso no tengo cómo pagárselo», manifestó.

«Mi amor por la institución creció conforme fui jugando. El primer día que llegué a La Noria recuerdo haber estado en el museo, me inspiró. No voy a decir que le fui al equipo desde chiquito, no inicié mi carrera como cruzazulino, pero sí la terminé de hueso colorado», agregó.

Al final, Jerry lo dio todo, como fue su costumbre en cada equipo que defendió. Pero solamente con La Máquina quiere volver para hacer historia de la buena. «No me considero en deuda. La institución no me debe, ni yo le debo. Es algo muy personal el querer ser campeón con Cruz Azul, corresponderle a esa afición que tanto me apoyó, que me sigue escribiendo, preguntando, es algo pendiente. Mucha gente me dijo que volviera, sólo agradecerles. Mi ilusión, mi meta es prepararme y volver como entrenador y darles esa alegría», cerró.

«Ningún jugador se ha vendido»

Si hay alguien que tiene la autoridad para hablarlo, ese es Gerardo Flores. Después de las últimas críticas, tras los fracasos del año pasado, que se han llevado los jugadores de Cruz Azul, en especial los veteranos Jesús Corona y Julio César Domínguez, Jerry salió en su defensa.

Las especulaciones han existido, varios personajes los tachan de vendidos, incluso la afición, pero esto fue negado de forma categórica por el ex futbolista.

«Ningún jugador que está y estuvimos, nunca lo hicimos de mala fe. Se ha especulado mucho, no han tenido la sensibilidad algunos personajes de declarar que en el equipo hay futbolistas que se venden. Yo estando fuera lo digo, es algo ilógico, es jugar con la integridad de tu familia. Tú no sabes lo mal que lo pasan los hijos de Chuy, de Cata, que alguien diga que son vendidos. Ningún jugador, por más dinero que le den, quiere ver sufrir a su familia ni a su equipo. Esas especulaciones son de mal gusto y jamás se vendería un jugador ni se entregaría un partido, mucho menos un campeonato como lo han insinuado», expresó con autoridad.

Ahora como un hincha más, y también como ayuda en su preparación como director técnico, el famoso jugador no se pierde los partidos del actual líder del torneo. Flores sabe que en cuanto llegue la novena estrella, las demás lo harán por racimos.

«Sigo viendo sus partidos y siempre seguiré a mi equipo, quiero que le vaya bien, que sea campeón. Han sufrido golpes duros últimamente y, a pesar de eso, ha demostrado que quiere ser campeón, estar en los primeros puestos, espero que pronto se pueda dar. Pegándole una vez, vendrán muchas veces más», reconoció.

Que un técnico de sangre azul como lo es Juan Reynoso haya llegado a la institución es algo que le parece favorable. «Él conoce la institución, el equipo. Lo conozco, es un gran entrenador, ojalá que le vaya bien, tengo confianza en él, le deseo mucho éxito al Profe y ojalá ya consigan el objetivo anhelado», culminó.

JERRY EN CORTO

PREPARACIÓN EUROPEA

«Mi futuro inmediato es prepararme, quiero ir a Europa a estudiar. Juntarme con los entrenadores que he tenido, aprenderles, aprovechar su sabiduría, que me ayuden a fortalecer mi conocimiento, formar mi metodología con mi propio sello»

TÍTULO DE DT EN MANO

«Es empezar una nueva aventura. La de futbolista comenzó igual, ahora abro una puerta para ser director técnico. Tengo que prepararme para aprovechar mi oportunidad cuando llegue. Sé que llegará más adelante»

SUS INSPIRACIONES COMO DT

«Enrique Meza, Luis Fernando Tena, Guillermo Vázquez y el más fresco que tengo es Pedro Caixinha. Con su metodología, forma de entrenar, su pasión para vivir los partidos fue algo que conectamos, de aprenderles más»

MIGUEL HERRERA LO DEBUTÓ

«Siempre estaré agradecido con él, me dio la oportunidad de conseguir mi meta. Después el destino nos volvió a cruzar en dos finales, no fue de lo mejor para mí, pero eso queda en la cancha. Es un gran ser humano, a la fecha sigo platicando con él, le agradezco mucho por todo»

NUEVA BARAJA DE TÉCNICOS

«Todo tiene que evolucionar, hay jóvenes con hambre, con intención de aprender. Yo quiero seguir aprendiendo de los que están ahorita, aprovechar su sabiduría. Sé que en ninguna biblioteca se aprende, aprovechar mi relación con ellos y crecer»

NO TODO FUE FELICIDAD

«Momentos difíciles hubo muchos. Sufrí el pacto de caballeros, me dejaron sin jugar seis meses. Sufrí lesiones donde duré mucho tiempo parado. Era más corazón que lo que podía aportar. Me sometieron a cirugía, me rehabilité, al final no puedes forzar algo que ya no era»

 

Las lesiones lo alejaron del futbol

Las lesiones no dejaron seguir a Gerardo Flores. A pesar de que el último partido que jugó fue en 2018, apenas hace algunos días fue cuando anunció su retiro oficial de las canchas. Justo por la razón de su adiós, resistió lo más que pudo, pero fue imposible volver al futbol profesional.

«Me siento tranquilo, estoy bien. Es una decisión que ya había tomado desde meses atrás. Había platicado con mi familia, la tomé debido a mis últimas molestias en mi rodilla derecha. Siendo honesto conmigo no me sentía al cien por ciento para exigir mi cuerpo en el deporte. Fue una decisión que tomé desde el 2020, lo tuve que digerir y hasta hace unos días lo hice público, pero estoy contento con lo poco que hice, no me puedo reprochar nada», se sinceró Jerry con ESTO, quien siguió su carrera de principio a fin, desde que debutó en el 2007.

El ex jugador tuvo la ilusión de volver, con sus 35 años recién cumplidos se sentía con la fuerza de ser considerado, pero sus molestias se lo impidieron. Muy a su pesar, tuvo que aceptarlo. «Sí lo pensé. Hice de todo, me fortalecí, me sometí a dos cirugías más, traté de volver a estar, quería seguir jugando, pero mi rodilla no me respondió al máximo. La vida sigue, quiero cuidar mi integridad física, siendo sincero, para una actividad de alto rendimiento no estoy apto y preferí tomar la decisión», señaló con algo de sentimiento en su voz.

Aunque no quiso revelar los nombres, en este Guard1anes 2021 fue buscado por algunos equipos. Su experiencia y buen juego defensivo fue valorado, pero no pudo darles el sí. «Me marcaron al inicio de esta temporada, recibí tres llamadas de equipos de la Liga MX para ser parte de ellos. Les expresé mi agradecimiento por el interés, pero mi decisión ya estaba tomada», expresó.

Flores hizo memoria. Su primera lesión fuerte fue en el 2013, en el Estadio Azul, en un cotejo entre La Máquina y Jaguares. El césped inundado fue la causa de ello. La nostalgia lo invadió, porque esa dolencia lo marginó del Mundial de un año después, justo con Miguel Herrera, el técnico que lo debutó. Y a pesar de que pudo volver, se perdió la máxima Justa.

«Fue muy difícil. Esa lesión fue un año antes del mundial, fui a la Confederaciones, pero el Mundial de Brasil ya no me tocó. Mucha gente me decía que ya no iba a jugar, jugué sin ligamento cruzado. Todavía tuve la fortuna de volver a Selección con el Piojo en una Copa América, lo disfruté al máximo. Tenía ilusión de estar en el Mundial, pero por la lesión no pude», recordó.

En un cambio de papeles, recordó su mejor experiencia como jugador. «El momento que más voy a recordar va a ser cuando alcancé mi meta, mi promesa, que era jugar por televisión. Ese día que debuté no lo voy a olvidar, mi familia fue al Tec de Monterrey, jugué todo el partido, nunca lo imaginé. Ver la cara de mis papás, fue algo increíble», finalizó.