ACORTAN LOS JUEGOS EN MÉXICO A 7 ENTRADAS

Béisbol Cañeros Clemente Grijalva LMP LMV MLB Portada

FUENTE CANCHA

En los libros está escrito que los juegos de beisbol deben durar 9 entradas, a menos que la pizarra esté empatada y se requieran de más innings.

Como sucede en todos los deportes, las innovaciones aparecen para romper las reglas y darle frescura a un sistema de competencia, tal y como sucede con la Liga Mexicana de Beisbol.

A partir de esta semana, los martes y miércoles se jugará a 7 entradas para agilizar la actividad en el diamante.

«Creo que solo dañan la esencia del juego, todo por dinero, ésto no traerá generaciones jóvenes a ver el beisbol más sí hará que el beisbol pierda fanáticos genuinos de este deporte tan bonito, gente que creció mirando el verdadero beisbol.

«Esta decisión de la LMB no solo perjudica a los jugadores y equipos sino también al fanático, cuántas cosas pueden pasar en las dos ultimas entradas, dónde queda el fan que paga para ver un game de 9 entradas. ¿Le darán ese día el boleto más barato? Estudiemos ésto», expresó Henry Urrutia, pelotero de Saraperos de Saltillo.

Otra de las razones por las que se acordó reducir el número de episodios por partido, es ofrecer un paquete óptimo para las televisoras y atraer a más público.

«Hubieran metido los juegos de 7 innings los sábados y domingos para abrirle a la llave a gusto. ¿Qué pedo con esta decisión?, en lo personal no me gustó y solo dañando el juego pero estamos en otros tiempos y lo más importante es la mercadotecnia», aseguró Jesse Castillo, primera base de Algodoneros de Unión Laguna.

La LMB será la primera liga en el mundo en implementar esta medida que ha creado polémica dentro y fuera del campo y que ha dividido las opiniones de quienes están directamente relacionados como beisbolistas, mánagers y aficionados.

«Esto no se hizo de la noche a la mañana, sabemos que la Liga lo ha estado investigando por tiempo, entonces se tomó esa decisión y yo lo único que puedo comentar en eso es respetar las decisiones y acoplarnos a lo que hay. Lo que respecta a nosotros, como Diablos, es tratar de hacer las estrategias lo mejor posible en esas 7 entradas.

«Es algo que se está innovado, es algo que se está viendo cómo funciona, de atraer a gente más joven, también, que si son niños puedan irse temprano a dormir y no puedo adelantarte a un nuevo proyecto que se está tratando y esperemos esperemos funcione», dijo Juan Gabriel Castro, mánager de Diablos Rojos del México.

La implementación de cronómetros en los 19 estadios para medir las visitas al diamante y los cambios de lanzadores, también operarán a partir de este año.
Consecuencias deportivasLos expertos en beisbol, Carlos Fernández, quien fue comentarista de Diablos Rojos del México y Julio Romero, quien actualmente participa en Hiperbeisbol, explican que los juegos a 7 entradas pueden alterar estrategias, turnos para batear y lanzamientos.

«En lo deportivo se afecta el tema de las estadísticas. En un juego de nueve entradas, todos en el orden al bat tiene garantizado tres turnos, en un juego de siete solo los primeros tres tendrán sus tres turnos garantizados y los demás solo dos, lo que quita la igualdad de oportunidades a los bateadores, en el caso de los pitchers los que tengan descanso, lanzarán menos entradas durante la temporada», comentó Fernández.

«Las desventajas son qué los mánagers tienen que cambiar sus estrategias en cuanto a rol de pitcheo, y al existir juegos cerrados los jugadores pueden lesionarse, además de atentar contra la esencia del beisbol. Y en general bateadores y pitchers cobran bonos por rendimiento, al tener menos turnos y entradas, muchos no alcanzaran sus metas», expuso Romero.


Buscar alternativas llamativasMás allá de buscar reducir los tiempos de los juegos en el beisbol mexicano, los directivos de la LMB y las televisores que realizarán las transmisiones, podrían presentar propuestas dinámicas que atraiga la atención de las audiencias jóvenes sin descuidar a los fanáticos de antaño.

«El gran reto que tiene el beisbol en México y Estados Unidos es que están batallando para llamar la atención de la gente joven. En ese sentido, algo que ha hecho muy bien la NFL es las transmisiones de partidos por canales dirigidos a un público más juvenil.

«Buscando el tema de la doble pantalla, recurrir a las estadísticas, que fuera más interactivo y no solo la transmisión del partido. La producción de los juegos, vía de las televisoras, debe ser un aliado y buscar interactuar más con los aficionados y que se puedan sentir parte del juego», puntualizó Francisco San José, catedrático de mercadotecnia deportiva de la Escuela de Ciencias del Deporte de la Universidad Anáhuac.

En principio, la idea de ofrecer paquetes del «Rey de los Deportes» más compactos puede funcionar para la transmisión, pero se acortan los tiempos de exposición de los patrocinadores.

«Desde el punto de vista de programación si puede ser que sea más atractivo, sobre todo pensando que el beisbol es un deporte que empieza pero que no se sabe cuándo va a terminar por la cuestión de los extra innings.

«Habría que ver que tan bueno resulta que al haber menos tiempo de transmisión, también se pueda vender menos publicidad dentro de los partidos», aseveró el especialista.

¿Resultará el experimento?, esa es la gran duda que se resolverá en el transcurso de las semanas.
¿Qué pasará con los fanáticos?Para disfrutar un juego de Diablos Rojos del México entre semana hay que considerar el tráfico, la ubicación del Estadio Alfredo Harp Helú y qué transporte utilizar.

Los aficionados que saliendo del trabajo acuden al Diamante de Fuego llegan cuando el duelo ya va en la tercera o cuarta entrada, por lo que la medida para reducir el tiempo resultaría un problema los días martes y miércoles.

«No, no es una buena opción (los juegos a 7 entradas) ya que se le está quitando la esencia al juego. Se está recortando solo para beneficio de unos cuantos y no de la afición. Recuerdo muchos juegos en martes o miércoles que se fueron a más de 9 entradas, estaríamos perdiendo esa posibilidad. En aras de atraer nuevos aficionados están haciendo que los de años se decepcionen.

«Nos reduce la emoción del juego, además para las personas que somos abonados nos están robando 2 entradas cada juego. Si lo calculamos con el calendario de Diablos Rojos son 10 Juegos en martes y miércoles que representan 20 entradas, son 2.2 juegos si lo quieres ver así», expresó Oliver Coronel López, fan de los Pingos.

Más allá de la cuestión deportiva, los aficionados escarlatas también ven algunas ventajas con los juegos a 7 entradas, por ejemplo, regresar a casa más temprano.

«Me gusta el recorte de entradas, salir después de las 22:30 horas del estadio ya no es seguro, la mayoría no traemos auto. No se acaba la esencia. Todo debe adaptarse a los tiempos. Hay mucha afición nueva que no se adapta a más de tres horas y media de juego», agregó Felipe Delgadillo Zúñiga, integrante de la Mini Porra.